Prisión Provisional como medida cautelar

¿Qué son las medidas cautelares?

Son las que se adoptan en un proceso con la finalidad de asegurarse un resultado futuro que pueda producirse.

Pueden ser:

  • personales
  • reales

Según limiten la libertad o su disponibilidad sobre bienes.

El Tribunal Constitucional destaca su finalidad de la siguiente manera: «todas las medidas cautelares responden a la necesidad de asegurar, en su caso, la efectividad del pronunciamiento futuro del órgano judicial, esto es, de evitar que un posible fallo favorable a la pretensión deducida quede desprovisto de eficacia»

Serán adoptadas por el Juez que solo podrá hacerlo si existe alguna circunstancia que pueda poner en peligro o frustrar el desarrollo del proceso penal.

En definitiva, son las medidas con las que se trata de asegurar el correcto desarrollo del proceso, que la persona acusada esté a disposición del juez el tiempo necesario para la investigación.

Prisión Provisional como medida cautelar:

La Prisión Provisional es una medida cautelar, restrictiva de derechos, fundamentada en criterios de proporcionalidad y necesidad.

Se encuentra regulada en la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECRIM) en el Capítulo III del Título VI “De la citación, detención y prisión provisional” y, del estudio del articulado sacamos las siguientes conclusiones:

¿Quién puede decretar la Prisión Provisional?

Será decretada por el juez o magistrado instructor (que forme las primeras diligencias) así como el juez de lo penal o tribunal que conozca de la causa.

Sólo se adoptará:

Cuando objetivamente sea necesaria y cuando no existan otras medidas menos gravosas para el derecho a la libertad a través de las cuales puedan alcanzarse los mismos fines que con esta medida cautelar.

NO se adoptará:

Cuando de las investigaciones practicadas se infiera racionalmente que el hecho no es constitutivo de delito o que el mismo se cometió concurriendo una causa de justificación.

Requisitos para decretar la prisión provisional

1- Debe constar:

  • la existencia de uno o varios hechos que presenten caracteres de delito sancionado con pena cuyo máximo sea igual o superior a dos años de prisión,
  • o bien, con pena privativa de libertad de duración inferior si el investigado o encausado tuviere antecedentes penales no cancelados derivados de condena por delito doloso.

2- Que aparezcan en la causa motivos bastantes para creer responsable criminalmente del delito a la persona contra quien se haya de dictar el auto de prisión.

3- Que mediante la prisión provisional se persiga alguno de los siguientes fines

  • Asegurar la presencia del investigado o encausado en el proceso cuando pueda inferirse racionalmente un riesgo de fuga
  • Evitar la ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de prueba relevantes para el enjuiciamiento en los casos en que exista un peligro fundado y concreto
  • Evitar que el investigado o encausado pueda actuar contra bienes jurídicos de la víctima

También podrá acordarse dicha medida, cuando concurran los requisitos 1º y 2º, para evitar el riesgo de que el investigado o encausado cometa otros hechos delictivos.

Duración:

Será el tiempo imprescindible para alcanzar cualquiera de los fines previstos en anteriormente y en tanto subsistan los motivos que justificaron su adopción.

Si tienes alguna duda o te podemos ayudar, envíanos un mail a consulta@alvarezabogadosoviedo.es o llámanos al 984 05 38 81 o al 633 354 104