Navidad y Fotos – Protección de Datos

Se acercan las actuaciones y festivales de Navidad de los más pequeños de la casa y hoy día, además de comprobar que tenemos el disfraz a punto, también nos preocupan otras muchas cosas como:

¿Puedo publicar las fotos de mi hij@ en las redes? Pero, qué pasa si es una actuación en grupo ¿puedo compartir las fotos de sus compañeros?

Y sin duda lo que más nos preocupa es que van a hacer el centro y el resto de padres con las imágenes de nuestros hij@s.

 

Para todas estas dudas debemos tener en cuenta el Informe 0194/2009 de la Agencia Española de Protección de Datos y el Plan Sectorial de Oficio de la Enseñanza Reglada No Universitaria de la misma Agencia de Protección de datos. Donde se nos informa entre otras muchas cosas que, de conformidad con el artículo 5.1 de la Ley Orgánica de Protección de Datos 15/1999 ( en adelante LOPD), las imágenes de un menor pueden ser consideradas como datos de carácter personal si esas fotografías e imágenes permiten identificar a la persona.

 

OBLIGACIONES PARA EL CENTRO ESCOLAR

 

Al ser esa imagen un dato personal la toma de fotos de los alumnos efectuada por el colegio constituye, como prevé el artículo 3 de la LOPD, un tratamiento de datos personales así : “operaciones y procedimientos técnicos de carácter automatizado o no, que permitan la recogida, grabación, conservación, elaboración, modificación, bloqueo y cancelación, así como las cesiones de datos que resulten de comunicaciones, consultas, interconexiones y transferencias.” Es decir, creación de un Fichero.

Entre las obligaciones del responsable de este fichero, está la de obtener, el consentimiento del interesado, para el tratamiento o cesión de los datos y la de informar sobre los derechos que les asisten, así como sobre la identidad y dirección del responsable y sobre el uso que se va a dar a esos datos. O lo que viene siendo recoger la Autorización de los padres.

 

¿Qué pasa con los menores a partir de los  14 años de edad? De acuerdo con el artículo 13 de la LOPD tienen la posibilidad de dar o negar su consentimiento por sí mismos . En este caso igualmente se debe recoger su autorización, es decir, que muestren su consentimiento y que para ello se les explique de forma clara y comprensible para su edad por parte del centro escolar, que se va a hacer con ese material fotográfico.

 

La Autorización de los padres o tutores , aun dando en un primer momento su consentimiento a la toma de fotografías  y su posterior archivo, pueden cambiar de opinión y es cuando el centro ya no puede tomar fotos del menor ni difundirlas.  Incluso se pueden borrar las imágenes anteriores.

 

PARA  LOS PADRES O TUTORES DEL MENOR

 

Se debe tener un criterio firme sobre si se permite o no la toma de imágenes y vídeos. Esta decisión se deberá dejar clara a todos los asistentes al evento y debe ser puesta de manifiesto ya sea de viva voz o mediante notas informativas.

 

Nos informan desde diversas asociaciones del menor e incluso desde la propia Agencia de Protección de Datos amparándose en el artículo 2 de la Ley Orgánica  de Protección del Menor 1/1996.  Que no se debería  prohibir el acceso de un niñ@ a una actividad educativa por no disponer de autorización para usar su imagen, ya que siempre ha de prevalecer el “interés superior del menor” .

 

ÁLVAREZ ABOGADOS OVIEDO

984 05 38 81